Inscribe a tu Coro en la base de datos del Secretariado

Quieres formar parte del Coro Diocesano

La Cuaresma es camino hacia la Pascua

    La normativa establece para este tiempo algunas normas que manifiestan y ayudan a vivir el itinerario cuaresmal hacia la Pascua.

 

    Muchas veces olvidamos los matices, que no únicamente son manifestación de austeridad ascética, sino que nos ayudarán a vivir profundamente después la Pascua.

 

    Por ello es importante que este tiempo litúrgico cuidemos ciertos detalles, ya que ayudarán a descubrir y a vivir con mayor facilidad a través de estos signos visibles que nuestra vida ha de cambiar (conversión). Nos ayudará pues, a vivir no sólo de manera material, sino espiritual también.

 

GENERALIDADES 

 

A) Durante el tiempo cuaresmal hemos de suprimir la música instrumental (Órgano, guitarra u otros instrumentos). Los instrumentos deben sonar únicamente (y muy tenuemente) si son necesarios para sostener el canto, nunca en intervalos de silencio. (Exceptuando el domingo IV -Laetare-, solemnidades y fiestas, aunque con cierta sobriedad. 

(No ha de sonar la música instrumental, por ejemplo, en la procesión de salida, durante la preparación del altar o Bendición con el Santísimo).
 

B) Los cantos y melodías deben ser más austeros y simples, tanto en los cantos del Ordinario de la Misa como los propios de cada celebración. Si remarcamos bien estos signos musicales, lograremos contrastarlos con los del Tiempo Pascual que deben mostrar mayor riqueza y solemnidad.

 

C) En este tiempo de Cuaresma se omite siempre el Aleluya -incluidas solemnidades y fiestas-. Hemos de llevar cuidado, porque además existen gran cantidad de cantos de nuestro repertorio que contienen dicha aclamación. Al ser sustituido por una breve aclamación, se hace ver que estamos en camino hacia la Pascua, en que se volverá a entonar el Aleluya.

 

D) El canto de entrada ha de captar desde el principio de la Misa que estamos en tiempo cuaresmal. Sería de cierta importancia, ir incorporando en nuestro repertorio el canto oficial de la Conferencia Episcopal Española "Me invocará", que dispone de diferentes estrofas para cada domingo.

 

E) El primer domingo de Cuaresma, se podría comenzar con las letanías de los santos para entrar en el ejercicio cuaresmal y como signo del bautismo.

 

F) La oración de los fieles se podría resaltar cantando la respuesta, que bien puede ser Kyrie eleison.

 

G) Podría ser algo característico en el tiempo cuaresmal, cantar la tercera aclamación después de la consagración: "Por tu cruz y resurrección nos has salvado, Señor".

 

H) El canto final es preferible omitirlo, como signo de austeridad cuaresmal. Si se canta ha de ser breve y adecuado.

 

I) Sería bueno no perder ciertos cantos como "Attende, Domine". Es un canto típico y modélico en este tiempo de Cuaresma.

 

J) Los cantos que enfatizan la pasión y muerte de Cristo deben usarse con exclusividad casi en la última semana (5ª).

Recomendar esta página en:

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Secretariado Diocesano de Música, Orihuela-Alicante